La tradición seguida por Alejandro Marín Lumbreras viene ligada a la Sierra de Segura desde hace varias décadas.

Mi abuelo, D. José Lumbreras Romero a través de mucho esfuerzo y sacrificio adquirió en el año 1975 la finca de olivas de las que hoy producimos nuestro aceite de oliva, situada en pleno corazón de la Sierra de Segura, concretamente en el municipio de Siles (Jaén).  Nos dio a través de sus enseñanzas el trato escrupuloso y exquisito con todo aquello en lo que nos involucramos. Honramos su memoria con el denominativo de nuestro aceite “ORO DE VAQUERIZO” acuñado así por el nombre de la finca.

Mi madre, Dña. María Magdalena Lumbreras Garau, siguió la tradición familiar cultivando y mimando los olivos centenarios de los cuales procede nuestro aceite, que le dan a nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra unas características únicas; gracias a ella aprendí a respetar la naturaleza y a amar las labores del campo. Su olivar nos sigue dando hoy en día los frutos que año tras año sigo recogiendo para elaborar nuestro Aceite Oro de Vaquerizo.

La conjugación perfecta de mi familia está en estas botellas en donde se ha integrado el mejor aceite junto con un envase que evoca las propiedades de este producto milenario.

Espero que ustedes, su familia y sus amigos disfruten de este producto tanto como yo disfruto de elaborarlo.

Alejandro Marín Lumbreras.

Un Aceite, Una Familia.

Menú